Archive for 30 Noviembre, 2017

Nicolás Veracierta vio: Ahorramos 3.000 millones de litros de agua en Daimiel gracias al riego eficiente de Misión Posible

El proyecto de WWF “Misión Posible: conservar el agua de La Mancha” concluye con un ahorro de 3.000 millones de litros de agua en más de 8.500 hectáreas de cultivos del acuífero 23. La última tecnología al servicio de los regantes ha sido la herramienta para conseguir en los últimos cinco años la máxima calidad en los cultivos sin necesidad de derrochar una sola gota de agua, mediante el proyecto piloto que más recursos ha conseguido ahorrar de los emprendidos en el acuífero 23.

Un volumen equivalente a tres estadios de fútbol de primera división es el ahorro conseguido durante los cinco años de duración del proyecto “Misión Posible: conservar el agua de La Mancha”, realizado con el apoyo de Coca-Cola. En época de sequia como la actual valoramos especialmente el ahorro conseguido por los 350 regantes que han seguido las sencillas recomendaciones de riego facilitadas por tres herramientas que aplican la última tecnología. De esta forma, los agricultores han comprobado que se puede conseguir la máxima calidad del producto sin derrochar ni una sola gota de agua.

Las herramientas: tecnología 3.0 para el ahorro de agua

Las herramientas puestas a disposición gratuita de los regantes de 16 municipios manchegos[1] son ACUAS Y SITAR, para la planificación y asesoramiento del riego de los cultivos herbáceos, y OPTIWINE para el asesoramiento en viñedo.

ACUAS elabora un plan de cultivos personalizado donde se ajusta la superficie de riego a los permisos de utilización de agua subterránea. De esta manera se consigue también una distribución más efectiva entre las parcelas. Gracias a ACUAS se han ahorrado más de 1.600 millones de litros de agua.

SITAR se ha diseñado para los principales cultivos herbáceos comerciales[2] de La Mancha. El agricultor recibe dos veces por semana un SMS con la recomendación diaria de riego en horas y minutos de bombeo a la semana, en función de la climatología y del tipo de cultivo. Gracias a SITAR se han ahorrado más de 1.100 millones de litros de agua.

OPTIWINE permite ajustar al máximo la cantidad de agua en el viñedo gracias a sensores de humedad de suelo, del estado de las plantas y de las variables climáticas. Para ello se combinan imágenes de satélite con estos sensores de campo. Gracias a OPTIWINE se han ahorrado más de 135 millones de litros de agua.

Adaptar el riego al cambio climático

En total, 3.000 millones de litros de agua que se ahorran para el acuífero 23, de donde se extrae mucha más agua para el riego de la que se recarga por la lluvia cada año. Por ello es importante que tras el proyecto se extienda esta otra forma de regar, adaptada al escenario actual de menos precipitaciones y temperaturas más elevadas previsto por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) para los países mediterráneos. Con ese objetivo, y como cierre del proyecto “Misión Posible: conservar el agua de La Mancha”, se celebró el pasado día 29 de noviembre en Manzanares la jornada “Adaptar el regadío de La Mancha frente al cambio climático y el reto de los mercados”. Durante la misma se presentó, junto con otros proyectos de asesoramiento, los resultados y nuestras propuestas para un regadío más eficiente en el futuro. Contó con la presencia del consejero y otros cargos de la consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha y directivos de las cooperativas y comunidades de regantes que han participado en el proyecto.

“Hacer un mejor uso del agua es una responsabilidad compartida entre regantes, administraciones y consumidores. Para facilitar la decisión de riego a los agricultores, ponemos a disposición de las cooperativas y de las comunidades de regantes las últimas tecnologías desarrolladas para el proyecto Misión Posible y nos comprometemos a seguir colaborando en la formación de los regantes”, señaló Alberto Fernández, responsable del proyecto, al presentar las conclusiones de estos cinco años de trabajo.

Más biodiversidad en las Tablas de Daimiel

El proyecto incluye también una parte de restauración con especies autóctonas para recuperar la biodiversidad del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. En colaboración con el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, y con la ayuda de regantes y sus familias, voluntarios de WWF y de Coca-Cola, cuadrillas y habitantes y estudiantes de la zona, se han restaurado 210 hectáreas con 45.000 plantones de encina, coscoja, retama amarilla, romero, espino negro, cornicabra, olivilla y quejigo.

El proyecto de WWF “Misión Posible: conservar el agua de La Mancha” concluye con un ahorro de 3.000 millones de litros de agua en más de 8.500 hectáreas de cultivos del acuífero 23. La última tecnología al servicio de los regantes ha sido la herramienta para conseguir en los últimos cinco años la máxima calidad en los cultivos sin necesidad de derrochar una sola gota de agua, mediante el proyecto piloto que más recursos ha conseguido ahorrar de los emprendidos en el acuífero 23.

Un volumen equivalente a tres estadios de fútbol de primera división es el ahorro conseguido durante los cinco años de duración del proyecto “Misión Posible: conservar el agua de La Mancha”, realizado con el apoyo de Coca-Cola. En época de sequia como la actual valoramos especialmente el ahorro conseguido por los 350 regantes que han seguido las sencillas recomendaciones de riego facilitadas por tres herramientas que aplican la última tecnología. De esta forma, los agricultores han comprobado que se puede conseguir la máxima calidad del producto sin derrochar ni una sola gota de agua.

Las herramientas: tecnología 3.0 para el ahorro de agua

Las herramientas puestas a disposición gratuita de los regantes de 16 municipios manchegos[1] son ACUAS Y SITAR, para la planificación y asesoramiento del riego de los cultivos herbáceos, y OPTIWINE para el asesoramiento en viñedo.

ACUAS elabora un plan de cultivos personalizado donde se ajusta la superficie de riego a los permisos de utilización de agua subterránea. De esta manera se consigue también una distribución más efectiva entre las parcelas. Gracias a ACUAS se han ahorrado más de 1.600 millones de litros de agua.

SITAR se ha diseñado para los principales cultivos herbáceos comerciales[2] de La Mancha. El agricultor recibe dos veces por semana un SMS con la recomendación diaria de riego en horas y minutos de bombeo a la semana, en función de la climatología y del tipo de cultivo. Gracias a SITAR se han ahorrado más de 1.100 millones de litros de agua.

OPTIWINE permite ajustar al máximo la cantidad de agua en el viñedo gracias a sensores de humedad de suelo, del estado de las plantas y de las variables climáticas. Para ello se combinan imágenes de satélite con estos sensores de campo. Gracias a OPTIWINE se han ahorrado más de 135 millones de litros de agua.

Adaptar el riego al cambio climático

En total, 3.000 millones de litros de agua que se ahorran para el acuífero 23, de donde se extrae mucha más agua para el riego de la que se recarga por la lluvia cada año. Por ello es importante que tras el proyecto se extienda esta otra forma de regar, adaptada al escenario actual de menos precipitaciones y temperaturas más elevadas previsto por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) para los países mediterráneos. Con ese objetivo, y como cierre del proyecto “Misión Posible: conservar el agua de La Mancha”, se celebró el pasado día 29 de noviembre en Manzanares la jornada “Adaptar el regadío de La Mancha frente al cambio climático y el reto de los mercados”. Durante la misma se presentó, junto con otros proyectos de asesoramiento, los resultados y nuestras propuestas para un regadío más eficiente en el futuro. Contó con la presencia del consejero y otros cargos de la consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha y directivos de las cooperativas y comunidades de regantes que han participado en el proyecto.

“Hacer un mejor uso del agua es una responsabilidad compartida entre regantes, administraciones y consumidores. Para facilitar la decisión de riego a los agricultores, ponemos a disposición de las cooperativas y de las comunidades de regantes las últimas tecnologías desarrolladas para el proyecto Misión Posible y nos comprometemos a seguir colaborando en la formación de los regantes”, señaló Alberto Fernández, responsable del proyecto, al presentar las conclusiones de estos cinco años de trabajo.

Más biodiversidad en las Tablas de Daimiel

El proyecto incluye también una parte de restauración con especies autóctonas para recuperar la biodiversidad del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. En colaboración con el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, y con la ayuda de regantes y sus familias, voluntarios de WWF y de Coca-Cola, cuadrillas y habitantes y estudiantes de la zona, se han restaurado 210 hectáreas con 45.000 plantones de encina, coscoja, retama amarilla, romero, espino negro, cornicabra, olivilla y quejigo.

Ver fuente

Nicolás Veracierta vio: la sanción de Ley de Bosques

La Ley ha tenido impactos positivos y fundamentales, permitiendo avances importantes. Ha generado una política de estado donde antes reinaba la desidia.

Hace una década se aprobaba laLey 26.331 de presupuestos mínimos de protección ambiental para los bosques nativos.Su sanción fueun avance sin precedentes en materia ambiental para Argentina; unlogro trascendental en la participación de la sociedad civilen el reclamo efectivo de una norma de protección ambiental.

La Ley ha tenido impactos positivos y fundamentales, permitiendo avances importantes.Ha generado una política de estado donde antes reinaba la desidia.

Se produjo una desaceleración de la deforestación en el país.El escenario sin Ley de Bosques sería totalmente distinto, en detrimento de nuestro monte.

Aún quedan varias cuestiones pendientes. Lo importante es saber quela Ley de Bosques nos brinda los medios necesarios como para atenderlas y superar los obstáculos.

Recientemente, en la Cumbre de Cambio Climático en Bonn, el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable manifestó que tanto la Ley de Bosquescomo los “proyectos de leyes de ordenamiento territorial requieren revisión porque son grandes ideas irreales que no tienen mecanismos de implementación, fiscalización y de ejecución eficientes para su fin.”

Desde FARN sostenemos que laLey de Bosques cuenta con claros mecanismos para su implementación y fiscalización efectivas, y que lo que debe revisarse entonces es el accionar de las autoridades de aplicación, quienes por años han eludido el cumplimiento de las responsabilidades a su cargo. No se puede admitirretroceso alguno en los niveles de protección ya alcanzados.Se debe trabajar, por el contrario, en ser cada vez más tuitivos.

Ver fuente

Nicolás Veracierta vio: Glifosato, la ‘pesadilla’ del medio ambiente

Monsanto: 1, UE: 0

La licencia del herbicida vencía en algo más de tres semanas. Eso implicaba que el RoundUp de Monsanto desaparecería de las tiendas y que, podría haber disturbios entre los agricultores, que estaban a favor de su empleo.

Ayer, lunes 27 de noviembre, el Comité de Apelaciones de la Unión Europea votó a favor de la renovación de la licencia del Glifosato, contra el pedido de más de 1.3 millones de ciudadanos europeos, que la semana pasada presentaron sus firmas, solicitando su prohibición definitiva.

 

La IARC, que es la Agencia contra el Cáncer de la ONU (Naciones Unidas) sostiene desde 2015, que para los seres humanos el glifosato es un “probablemente cancerígeno”. Monsanto, la agencia Efsa y otras organizaciones internacionales, insisten en que el producto es seguro e inocuo.

 

Posiciones encontradas

Por parte del ala conservadora de la UE, el hecho de que solo se haya conseguido una prórroga de 5 años, se considera un “acto malvado” contra los agricultores, que los sumerge en la incertidumbre de no saber qué pasara en apenas un lustro, con una sustancia de la que dependen.

Si bien la solicitud original pretendía que la licencia del glifosato fuese renovada por 15 años, el hecho de que, aunque sea por la tercera parte del tiempo, se permita que Europa sea fumigada con Glifosato, es una mala noticia, para el Medio Ambiente y la salud de los europeos, según el Partido Verde y los detractores de dicho producto.

 

Franziska Achterberg, directora de política alimentaria de Greenpeace en la UE, sostiene que, las personas a las que los europeos han designado (los eurodiputados), para protegerlos contra plaguicidas peligrosos, no han sabido hacer bien su trabajo, por lo que la confianza depositada en ellos ha sido traicionada.

El Partido Verde habla de un día “oscuro”, tanto para los consumidores y los agricultores responsables, como para el Medio Ambiente de todo el continente, puesto que, cada vez que se realizan pruebas rutinarias sobre alimentos, muestras de suelos, agua y orina humana, se hallan rastros de Glifosato, en cantidades superiores a las consideradas “seguras”.

 

Chris Portier, uno de los asesores de la IARC, que participó activamente en la toma de decisiones del ente respecto al Glifosato y que fue acusado por Monsanto de varios delitos (ver: Glifosato: defenestraciones, sobornos e indecisión), cree que la renovación actual, tiene una base científica completamente falsa.

También recordó que, solo en los EEUU existen mas de 280 demandas contra la empresa Monsanto, de personas que padecen linfoma no Hodgkin (un tipo de cáncer que afecta al sistema linfático) y que acusan al Glifosato de ser la causa de su enfermedad.

 

¿Qué pasará?

Uno de los graves problemas a futuro, es que el Glifosato se ha convertido en un importante pilar para las técnicas agrícolas modernas; de hecho, muchos sindicatos de agricultores lo consideran “ambientalmente amistoso” y creen firmemente, que su aplicación no representa ningún peligro para ningún ser vivo (excepto para las “malas hierbas”).

Dentro de dos años la lucha comenzará de nuevo, puesto que se tendrá que revisar si esta licencia se vuelve a renovar o si finalmente se prohíbe el empleo del Glifosato de forma terminante, en todo el continente europeo.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM

Ver fuente

Nicolás Veracierta vio: Los peregrinos y hospitaleros del Camino de Santiago reciclan más de 142.500 kg de envases domésticos

Los peregrinos y hospitaleros del Camino de Santiago reciclan más de 142.500 kg de envases domésticos
  • Su implicación en materia medioambiental les ha llevado a depositar 38.782 kg en el contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks) y 103.776 kg en el azul (envases de papel y cartón).
  • En la iniciativa, desarrollada durante el pasado verano de la mano de Ecoembes, han participado cerca de 300 albergues de Galicia, Asturias y Castilla y León.
  • La campaña buscaba incentivar el reciclaje entre los caminantes y evitar así que los residuos queden abandonados en la naturaleza.

El Camino de Santiago es un espacio emblemático que trasciende al tiempo y a las personas. Miles de personas lo recorren cada año y disfrutan de la diversidad de su naturaleza. Por este motivo, Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases, puso en marcha durante el pasado verano la campaña Camino del Reciclaje, con la que pretendía que los miles de peregrinos que anualmente recorren la ruta tuviesen información y herramientas para poder separar y reciclar los distintos residuos de envases que van generando durante cada etapa, evitando además que queden abandonados en la naturaleza.

Desarrollada en los tramos Francés y del Norte a su paso por Castilla y León, Asturias y Galicia, esta iniciativa ha hecho posible que peregrinos y hospitaleros hayan reciclado más de 142.500 kg de envases, de los que 38.782 kg corresponden a envases de plástico, latas y briks (contenedor amarillo) y 103.776 kg son envases papel y cartón (contenedor azul).

En este sentido, los peregrinos que han transitado por la ruta gallega del Camino han depositado más 74.150 kg de envases en los 146 hospedajes adheridos a la campaña a lo largo de las provincias de Lugo y A Coruña. Por su parte, en Castilla y León se han reciclado más de 55.750 kg de envases a través de los 107 albergues participantes de Burgos, Palencia y León; mientras que gracias a los 44 albergues adheridos en Asturias se han recuperado más de 12.600 kg de envases.

El papel fundamental de los albergues

En la puesta en marcha de esta acción, los albergues han desempeñado un papel esencial ya que han actuado como catalizadores del proyecto. Los caminantes utilizan estos centros a lo largo del recorrido, convirtiéndose en el lugar ideal donde depositar sus residuos.

Para ello, todos fueron equipados con puntos de reciclaje amarillos y azules. Asimismo, recibieron diferentes materiales, que incluían paneles explicativos en castellano e inglés para el correcto uso de los contenedores, en los que se explicaba qué tipo de envase corresponde a cada cubo, así como una guía sobre cómo reciclar correctamente. Por otro lado, se reconoció su implicación en el proyecto con la entrega de un distintivo que les identifica como ecoalbergue, y que podían colocar a la entrada del establecimiento como evidencia de su implicación en materia de reciclaje.  

Además, han sido los propios albergueros los encargados de animar a los caminantes a unirse a esta iniciativa, entregando para ello cerca de 62.000 ‘kits del peregrino’. Diseñados para facilitar el reciclaje de envases, estos kits estaban compuestos por una bolsa reutilizable con un mosquetón para colgar de la mochila, permitiendo de una manera sencilla el transporte de los residuos entre albergues y evitando así su abandono en la naturaleza –problemática conocida como littering–; un plano, que incluía tanto consejos didácticos para separar los residuos de la forma adecuada como un manifiesto que les animaba a mantener limpio el entorno y el aire a través del reciclaje,  y donde encontraban información sobre todos los albergues que participan en el proyecto así como la web del mismo (https://www.ecoembes.com/camino); y una pulsera identificativa, símbolo de su espíritu y vinculación como  ecoperegrinos.

Por otro lado, la colaboración de la administración autonómica ha resultado fundamental. Así, en el caso de Galicia, Camino del Reciclaje se ha desarrollado de forma conjunta con la Xunta de Galicia; en Asturias, el Gobierno del Principado de Asturias y el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) han sido las entidades colaboradoras, mientras que en Castilla y León, el apoyo de la Junta ha permitido fomentar la separación de residuos y el respeto a la naturaleza a lo largo del Camino de Santiago.

Camino del Reciclaje se enmarca dentro del compromiso de Ecoembes por llevar el reciclaje más allá del hogar y solventar el problema de littering que sufren algunos entornos naturales del país. El proyecto comenzó en 2015 en el trazado francés del Camino con la participación de más de 140 albergues de Castilla y León y, dado el éxito de la iniciativa, en 2016 se amplió a Galicia. En esta ocasión, como novedad, se ha incluido también un tramo del Camino del Norte, extendiéndose a Asturias y aumentando la red de albergues gallegos.

“Estamos muy satisfechos con la implicación y el compromiso con la naturaleza de los albergues y de los peregrinos. Ellos son los verdaderos protagonistas de este proyecto. La cantidad de envases recogidos así como el orgullo con el que los peregrinos llevaban la pulsera de ecoperegrino y compartían su experiencia en redes sociales, demuestra que cada día somos más los convencidos de lo importante que es reciclar y cuidar el medio ambiente para el futuro de nuestro planeta. Desde Ecoembes seguiremos trabajando para conservar la naturaleza, en este caso, el patrimonio natural único que rodea al Camino de Santiago”, asegura Nieves Rey, directora de Marketing y Comunicación Corporativa de Ecoembes.

Sobre Ecoembes

 

Ecoembes (www.ecoembes.com) es la entidad sin ánimo de lucro que gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases de plástico, las latas y los briks (contenedor amarillo) y los envases de cartón y papel (contenedor azul) en toda España.

 

En 2016, se reciclaron más de 1,3 millones de toneladas de envases ligeros y envases de cartón y papel en todo el territorio nacional, alcanzando una tasa de reciclado de 76%. Gracias a este porcentaje, se obtuvieron numerosos beneficios ambientales, como evitar la emisión de 1 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera o ahorrar 7 millones de MWh, es decir, el equivalente al consumo eléctrico anual de más de 700.000 hogares españoles. Asimismo, se ahorraron 20,1 millones de metros cúbicos de agua.

 

Ver fuente

Nicolás Veracierta vio: El ecodiseño ha reducido 34.000 toneladas de materias primas en la fabricación de envases en España

El ecodiseño ha reducido 34.000 toneladas de materias primas en la fabricación de envases en España
  • Entre 2015 y 2017, las empresas han puesto en marcha 6.451 medidas de prevención para reducir el impacto medioambiental de los envases.
  • El 52% de las medidas han estado encaminadas a la reducción del peso de los envases, empleando menos materia prima en su fabricación, seguidas de aquellas destinadas al rediseño.
  • Estos resultados se enmarcan dentro del VI Plan de Prevención de Ecoembes, en el que han participado más de 2.100 compañías que ponen envases en el mercado español, de las que el 61% son pymes.

El 80% del impacto ambiental de los envases se produce en su fase de diseño, y es en este punto del proceso donde las compañías han dado grandes pasos en su camino hacia la economía circular. Según los datos del VI Plan Empresarial de Prevención (2015-2017) de Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases en España, las medidas de ecodiseño aplicadas durante este periodo han conseguido evitar la emisión de 152.421 toneladas de CO2 a la atmósfera.

A lo largo de estos dos años, las 2.179 compañías que han participado, de las cuales un 61% son pymes, han puesto en marcha 6.451 medidas, dirigidas principalmente a la reducción del peso de los envases (52%), pero también enfocadas al rediseño (10%), a la reducción de su impacto ambiental (10%), la eliminación de elementos de su composición (8%) o el fomento de la reutilización de los envases (4%).

De hecho, el ecodiseño ha logrado reducir 34.652 toneladas de materias primas en la fabricación de envases. Unos datos que se traducen en un ahorro energético de 1.308.909 MWh y de 22.745.269 m3 de agua. Este compromiso ha logrado limitar aún más el impacto de los envases sobre el medio ambiente a lo largo de todo su ciclo de vida. Así, el ecodiseño, al igual que el reciclaje, se posiciona como una herramienta clave en la lucha contra el cambio climático.

Prueba de ello es que, desde que Ecoembes comenzara con sus Planes de Prevención en 1999, el peso de los envases ha disminuido en un 17,9%. Por ejemplo, las botellas PET de 1,5L son actualmente un 18% más ligeras, los botes HDPE de 100ml de los yogures, un 21%, mientras que las latas de aluminio de 330ml de bebidas refrescantes, un 18%.

Los resultados del VI Plan Empresarial de Prevención (2015-2017) son un fiel reflejo de lo que representa en nuestro país los principios de economía circular y, en concreto, la apuesta por la reducción y la prevención de residuos. El mayor impacto ambiental de un envase se da en su fase de diseño, de ahí que sea tan importante el compromiso de las empresas en esta materia. Un esfuerzo que contribuye al cuidado del medio ambiente y en la lucha contra el cambio climático, pero también como medida de transformación social”, ha asegurado Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes.

Innovación al servicio del ecodiseño de envases

La apuesta de Ecoembes por la economía circular se ha materializado también este año en TheCircularLab, el primer centro de innovación sobre economía circular en Europa. Localizado en La Rioja, ha convertido a la región en un laboratorio de experimentación a escala real centrado en el estudio de los envases del futuro y el ecodiseño, entre otras actividades.

El nuevo centro de innovación de Ecoembes nace con el objetivo de estudiar y aplicar en un entorno real las mejores prácticas en relación al reciclado de envases. Y entre ellas destacan proyectos como Ecoimpact, una herramienta destinada a evaluar la efectividad de los envases diseñados para disminuir la huella ambiental.

Sobre Ecoembes

 

Ecoembes (www.ecoembes.com) es la entidad sin ánimo de lucro que gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases de plástico, las latas y los briks (contenedor amarillo) y los envases de cartón y papel (contenedor azul) en toda España.

En 2016, se reciclaron más de 1,3 millones de toneladas de envases ligeros y envases de cartón y papel en todo el territorio nacional, alcanzando una tasa de reciclado de 76%. Gracias a este porcentaje, se obtuvieron numerosos beneficios ambientales, como evitar la emisión de 1 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera o ahorrar 7 millones de MWh, es decir, el equivalente al consumo eléctrico anual de más de 700.000 hogares españoles. Asimismo, se ahorraron 20,1 millones de metros cúbicos de agua.

Ver fuente

Nicolás Veracierta vio: La sequía no sale ‘gratis’, estos son sus terribles efectos

llega al 37% de su capacidad, y sigue bajando. La falta de lluvia provoca impactos en todos los ámbitos y no solo en el medio ambiente. La agricultura, el abastecimiento urbano e industrial, la producción de energía, la salud, la conflictividad social y la seguridad pública son algunos de los principales perjudicados también.

Varios ejemplos, demuestran lo que está sucediendo. Los agricultores están sufriendo inmensas pérdidas y no recuerdan una situación peor desde 1992 en los cultivos de secanos (aquellos que ni siquiera se riegan). Los niveles de contaminación atmosférica en Madrid han superado el límite saludable para respirar. Más de 120 municipios españoles se están abasteciendo con camiones y cisternas, al carecer ya de agua para el consumo.

El clima está cambiando como consecuencia del cambio climático. Esto ya no lo pone en duda nadie. Un informe de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense), revela que el año 2016 ha sido el más caluroso en los últimos 137 años, desde que tenemos registros. Y 2017 lleva el mismo camino, batiendo récord de temperaturas cada mes. No es descabellado pensar que la Península Ibérica pueda estar entrando una de las sequías más severas de las últimas décadas.

A la falta de precipitaciones se le ha sumado la pésima gestión del agua que hemos hecho en los años de bonanza hídrica. Una total falta de previsión para afrontar periodos secos como el actual. Las sequías son cíclicas en nuestro clima y, por lo tanto, planificables. Pero parece que tampoco esto sirve para prevenir. Seguimos viviendo como si la Península Ibérica fuera rica en agua. Una muestra, hace escasamente una semana se anunciaba la construcción de la mayor playa artificial de Europa, en Guadalajara.

En este contexto, hoy hemos presentado reportaje va acompañado de un informe titulado: Sequía, algo más que falta de lluvia. Con ello se pretenden exponer los impactos de la sequía, sus consecuencias y las demandas para afrontar futuros periodos secos con garantías no sólo para los ecosistemas sino también para la sociedad y la actividad económica de España.

llega al 37% de su capacidad, y sigue bajando. La falta de lluvia provoca impactos en todos los ámbitos y no solo en el medio ambiente. La agricultura, el abastecimiento urbano e industrial, la producción de energía, la salud, la conflictividad social y la seguridad pública son algunos de los principales perjudicados también.

Varios ejemplos, demuestran lo que está sucediendo. Los agricultores están sufriendo inmensas pérdidas y no recuerdan una situación peor desde 1992 en los cultivos de secanos (aquellos que ni siquiera se riegan). Los niveles de contaminación atmosférica en Madrid han superado el límite saludable para respirar. Más de 120 municipios españoles se están abasteciendo con camiones y cisternas, al carecer ya de agua para el consumo.

El clima está cambiando como consecuencia del cambio climático. Esto ya no lo pone en duda nadie. Un informe de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense), revela que el año 2016 ha sido el más caluroso en los últimos 137 años, desde que tenemos registros. Y 2017 lleva el mismo camino, batiendo récord de temperaturas cada mes. No es descabellado pensar que la Península Ibérica pueda estar entrando una de las sequías más severas de las últimas décadas.

A la falta de precipitaciones se le ha sumado la pésima gestión del agua que hemos hecho en los años de bonanza hídrica. Una total falta de previsión para afrontar periodos secos como el actual. Las sequías son cíclicas en nuestro clima y, por lo tanto, planificables. Pero parece que tampoco esto sirve para prevenir. Seguimos viviendo como si la Península Ibérica fuera rica en agua. Una muestra, hace escasamente una semana se anunciaba la construcción de la mayor playa artificial de Europa, en Guadalajara.

En este contexto, hoy hemos presentado reportaje va acompañado de un informe titulado: Sequía, algo más que falta de lluvia. Con ello se pretenden exponer los impactos de la sequía, sus consecuencias y las demandas para afrontar futuros periodos secos con garantías no sólo para los ecosistemas sino también para la sociedad y la actividad económica de España.

Ver fuente