En las últimas décadas, la ecología ha pasado a ser un tema relevante debido a las múltiples alertas emitidas por grupos ambientalistas, organizaciones internacionales, empresas y gobiernos. En consecuencia, los seres humanos no han podido seguir ignorando que son causantes de graves cambios en el planeta tierra y permanecer ajenos a ellos terminará por afectar su calidad de vida, explica [Nicolás Veracierta].

Por eso, cada día se habla más de ecología y se plantean prácticas que tienen por objeto combatir el cambio climático, la destrucción de ecosistemas y el calentamiento global. Pero, para que terminen de ser aceptadas y puestas en práctica, se hace imperante conocer la importancia de comprender la ecología. Al respecto se pueden afirmar los siguientes puntos:

La comprensión de la ecología nos permite comprender el funcionamiento del mundo. [Nicolás Veracierta]

La comprensión de la ecología nos permite comprender el funcionamiento del mundo. [Nicolás Veracierta]

  • La comprensión de la ecología es esencial para la supervivencia de la especie humana debido al creciente aumento de la población mundial y al progresivo agotamiento de los recursos naturales necesarios para satisfacer las necesidades de consumo poblacionales.
  • Comprender la ecología contribuye con nuestro entendimiento de los efectos globales y regionales de la competencia entre seres humanos por los recursos.
  • La ecología nos brinda explicaciones que permiten comprender nuestra evolución como especie y en consecuencia nos hace capaces de entender cómo influyen las interacciones ecológicas en esta.
  • En resumen, la ecología proporciona conocimientos sobre el funcionamiento del mundo y prueba la interdependencia entre el medioambiente y el ser humano.

La ecología cuenta con diversas ramas de acuerdo al estudio en la que cada una se enfoca. [Nicolás Veracierta]

La ecología cuenta con diversas ramas de acuerdo al estudio en la que cada una se enfoca. [Nicolás Veracierta]

Así mismo, es importante saber que la ecología es una ciencia tan extensa que abarca dentro de sí importantes divisiones y ramificaciones. Las principales ramas son las siguientes:

  • Autoecología: También llamada la ecología de los individuos, esta rama estudia las interacciones de los individuos con el medioambiente y cómo estas determinan las adaptaciones morfológicas, fisiológicas y conductuales de diversas especies. En ella se encuentran incluidas la etología, que tiene por objeto de estudio la comprensión del comportamiento de los animales en su ambiente natural y la ecofisiología que observa el funcionamiento de los individuos en relación con su ambiente abiótico.
  • Ecología de las poblaciones: Esta rama investiga la interacción entre el ambiente y las poblaciones que establecen su distribución y abundancia. Forma parte de ella la demografía, cuyas apreciaciones numéricas sobre tasas de natalidad, mortalidad y migración dan cuenta de los cambios poblacionales en un determinado territorio.
  • Sinecología: También conocida como ecología de las comunidades, esta se orienta a la comprensión de la estructura, composición y funcionamiento de las comunidades ecológicas de acuerdo a su entorno ambiental.
  • Ecología de ecosistemas: Se dedica al estudio del flujo de materia y energía entre los componentes abióticos y los organismos.

Relacionados