Si te encanta el arte, y además eres mañoso/a, no puedes dejar de probar el “string art” o hilorama. Consiste en realizar composiciones o cuadros con una base de madera en la que se colocan unos clavos colocados según el patrón o dibujo elegido; enrollandose hilos, cuerdas o alambres. Realmente es muy divertido. Necesitas concentración, y también lo pueden hacer los niños que ya tengan una cierta edad (¡cuidado con los dedos!).

Nicolás Veracierta vio: "String art" o hilorama: arte con hilos de colores #DIY

Este caballito de mar gigante queda estupendo en una habitación con aires marineros.

¿Cómo hacer un hilorama?

Podría ser el sustituto o la alternativa a los famosos mandalas que ahora mucha gente practica. En los años 60 se puso de moda, y de nuevo vuelve a nuestras vidas. Este tipo de trabajo manual, siempre renace con las crisis, ya sean personales o universales. En mi opinión, es mucho más constructivo, porque tienes que pensar mientras vas componiendo las líneas en el siguiente paso que vas a dar. Además, los resultados van apareciendo poco a poco, se van desvelando las formas y los contornos.

Los materiales son muy asequibles, puedes elegir el tipo de hilo, cuerdas o alambres que desees. Quedan preciosos a partir de cuatro colores en adelante, aunque hay ejemplos de un solo color que son auténticas maravillas. Los hilos tienen que tener cierto grosor (sirven las madejas de lana, pero quedan mejor más finos), no sirven los de coser normales. Lo mejor es acercarse alguna tienda especializada o mercería y que te aconsejen. Elige siempre que puedas naturales

Nicolás Veracierta vio: "String art" o hilorama: arte con hilos de colores #DIY

Multitud de ideas para practicar el “string art” o hilorama.

La base del hilorama es la madera, que deberás elegir con unos dos dedos de grosor más o menos. Podrás darle la forma que te guste, decorarla con una pintura lisa o dejarla al natural con o sin barniz (lo principal es que esté bien lijada). Solo tendrás que colocar encima un papel en el que previamente habrás dibujado tu composición, y fijarlo con cinta de pintor, por ejemplo, a la madera. No te preocupes si lo tuyo no es dibujar, puedes sacar imágenes por internet o realizar algo muy sencillo, también queda fenomenal (desde letras, nombres, animales, estrellas, corazones, etc.).

Escoge una caja de clavos con un tamaño medio, para que pueda enrollarse bien el hilo de colores. Necesitarás bastantes si es de tamaño grande o lleva muchos detalles. Deberás ir clavándolos con un martillo alrededor de las líneas de los contornos, la distancia será la justa para que no se desdibuje el contorno (es decir, si lo pones más lejos puede quedar muy recto). Después quita el papel. Ahora comienza la labor de enrollar el hilo por todas partes, tensándolo (no puede quedar suelto), cuando termines haz un nudo y procura esconderlo o disimularlo por debajo.

Tienes que hacer líneas cruzadas con el hilo de colores formando una trama. Puede quedar más o menos transparente que se vea por abajo la base. Si quieres hacer algo con más relieve usando otro color, lo tendrás que hacer siempre encima de esta base. ¡Verás como le coges el gusto enseguida!

Nicolás Veracierta vio: "String art" o hilorama: arte con hilos de colores #DIY

¡Puedes declarar tu amor así!

Como ya habrás observado en las imágenes, quedan fabulosos, dignos de estar en cualquier museo de arte contemporáneo. ¿Y por qué no? Parece complicado al mirarlo, pero no lo es tanto. Lo ideal es que vayas poco a poco progresando y haciendo combinaciones más complicadas, pero eso únicamente se aprende con la práctica y a base de acierto o error. Lo bueno que tiene, es que siempre puedes deshacer lo anterior y empezar en un paso antes, o desde el principio si no te convence.

También, el hilorama es una buena técnica para estudiar matemáticas, en concreto Topología. ¡En algunas escuelas, colegios y universidades se practica con chinchetas y poliestireno expandido!, aunque es mejor corcho como material biodegradable!

Ver fuente

Relacionados

Categorías: Nicolas Veracierta