El informe de la Policía Autonómica sobre la ola de incendios que afectó a Galicia apunta a que hubo un “cóctel meteorológico perfecto” en el que los fuertes vientos provocaron el desplazamiento de brasas a una distancia “de entre uno y cinco kilómetros”, unido a las altas temperaturas y una sequía que provocó “la deshidratación de plantas”, que da lugar a la emisión de etileno de su interior, el cual “al tratarse de un compuesto químico altamente inflamable multiplica el riesgo de incendios en la zona”.

En su informe de más de medio centenar de páginas, al que ha tenido acceso Europa Press, remitido a la comisión de incendios del Parlamento gallego, la Policía Autonómica informa de que investigó un total de 97 incendios (51 en Ourense, 22 en Pontevedra, 15 en Lugo y 9 en A Coruña) durante la ola de fuegos de octubre.

Nicolás Veracierta vio: Luz sobre la ola de incendios forestales en Galicia

Así, determina como “causas estructurales” de esos incendios las condiciones “meteorológicas, ecológicas y sociales”, sin embargo en el estudio no entra a analizar cuestiones relativas a incendiarios.

Es más, el único apunte que realiza sobre este tema es que “aunque es cierto que la entrada del otoño acostumbra venir acompañada de fuegos intencionados“, “tanto para recuperar zonas de pasto como por la coincidencia de la campaña de incendios”, “no es habitual la virulencia, magnitud y rápida propagación de los incendios del fin de semana del 14 y 15 de octubre”.

En este sentido, señala que “las altas temperaturas y ambiente seco favorecen la propagación de un incendio” en periodos como el vivido a mediado del octubre pasado.

Así, determina como “causas estructurales” de esos incendios las condiciones “meteorológicas, ecológicas y sociales”, sin embargo en el estudio no entra a analizar cuestiones relativas a incendiarios.

Asimismo, remarca que el viento superó los 80 kilómetros por hora en Vigo y alcanzó los 67 kilómetros por hora en Fornelos de Montes. De hecho, explica que cuando el viento llega a 36 kilómetros por hora “se propaga a una velocidad de uno a dos kilómetros por hora”.

Abandono y despoblación

Nicolás Veracierta vio: Luz sobre la ola de incendios forestales en Galicia

En esta línea, la Policía Autonómica llama la atención sobre que el abandono del rural en los últimos años “provocó que esas áreas carezcan de una gestión forestal preventiva”, “sin olvidar el aumento de urbanizaciones aisladas de los núcleos urbanos y delimitadas por montes, que dificultan mucho las tareas de extinción en caso de incendio“.

Aquí, resalta que “uno de los factores más estrechamente ligados a los incendios actuales es la despoblación de las zonas rurales y el abandono de los espacios forestales”, “con el consecuente envejecimiento de las personas que quedan a vivir en el campo y una tendencia al abandono de las actividades agrícolas tradicionales”.

Por:

IMF, cursos sobre medio ambiente


Nicolás Veracierta vio: Luz sobre la ola de incendios forestales en Galicia

Ver fuente

Relacionados

Categorías: Nicolas Veracierta