Del 16 al 22 de septiembre se celebra la Semana Europea de la Movilidad (SEM) con el lema “Camina con nosotr@s”.

Organizado por la Comisión Europea desde 1999, su objetivo es sensibilizarnos de que debemos luchar contra nuestra adicción al coche y desplazarnos de forma más saludable y respetuosa con el medio ambiente. Por ello se han organizado una gran diversidad de actividades.

semana europea de la movilidad

Cartel de la Semana Europea de la Movilidad (SEM). Imagen vía: http://www.mobilityweek.eu/

 

En este sentido, España lidera la participación en la SEM desde hace muchos años. El año pasado, de las 2.792 ciudades europeas participantes, 473 ciudades fueron españolas, con 2.520 medidas permanentes presentadas, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO).

 

En este post te ofrecemos 5 consejos para que no utilices el coche en tus desplazamientos diarios, evitando así sus inconvenientes para nuestra salud y nuestro medio ambiente.

 

CONSEJOS PARA FOMENTAR LA MOVILIDAD SOSTENIBLE

Consejo 1 – Movilidad alternativa: conciénciate de las ventajas de moverte sin coche

El primer paso para hacer algo es conocerlo y concienciarse de su importancia. Evitar el coche tiene beneficios para la salud, el medio ambiente y la economía de tod@s, independientemente de nuestras diferencias políticas o sociales, como señalan cada vez más informes institucionales y estudios científicos.

El coche es el principal causante de la contaminación del aire en las ciudades. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que provoca unos siete millones de muertes prematuras anuales.

Según la máxima autoridad internacional en materia de salud, un tercio de las muertes por accidentes cerebrovasculares, cáncer de pulmón y cardiopatías se deben a la contaminación del aire. Se trata de un efecto equivalente al de fumar tabaco y es mucho más grave que, por ejemplo, los efectos de ingerir demasiada sal. 

Los coches emiten además dióxido de carbono (CO2), uno de los principales gases de efecto invernadero implicados en el cambio climático.

movilidad sostenible - coches en atasco

Imagen vía Pixabay

 

Y no hay que olvidar los problemas que causan los accidentes de tráfico, el ruido, los atascos, el estilo de vida sedentario, o la pérdida de espacio social urbano asociado al uso masivo del vehículo privado.

Por el contrario, desplazarse por nuestros propios medios nos hace más saludables. Según diversos estudios, caminar veinticinco minutos a paso ligero al día añade hasta siete años de vida, y las personas que utilizan habitualmente la bicicleta viven, de media, dos años más que las personas que no la utilizan.

En el aspecto económico, también hay estudios de todo tipo que refrendan la idea de que dejar el coche es una buena idea: las viviendas con áreas sin tráfico se revalorizan, las zonas comerciales que se peatonalizan reciben más visitas y más compras, y los ciudadanos se ahorran no solo el valor del automóvil en sí, sino también el mantenimiento, el aparcamiento, el seguro o los impuestos.

 

Consejo 2 – Reclama y apoya iniciativas institucionales de movilidad sostenible

Las ciudades de más de 50.000 habitantes están obligadas a aprobar Planes de Movilidad Urbana Sostenibles. Pero incluso en las ciudades más pequeñas, sus responsables pueden asumir diversas medidas para reducir el uso del coche. Los expertos en movilidad subrayan que se pueden emprender muchas acciones de bajo coste y beneficios inmediatos.

El urbanismo táctico propone aprovechar el mobiliario urbano, como las jardineras o los bancos, para devolver a los peatones calles ocupadas anteriormente por los automóviles. Otras actuaciones muy sencillas consisten en pacificar el tráfico con nuevas zonas 20 o 30, zonas de emisiones cero, pintar carriles bici para ampliar su uso, optimizar las redes de transporte público ya existentes y dar más facilidades para su uso, etcétera. Los ciudadanos podemos reclamar a nuestros representantes políticos que actúen en este sentido, y apoyar dichas medidas para que se asienten.

 

Consejo 3 – Muévete en la “triple sostenible”

Gran parte de los desplazamientos diarios en las ciudades son trayectos cortos que pueden hacerse a pie, en bicicleta o en transporte público, en cualquiera de sus combinaciones: es la triple sostenible, la intermodalidad entre todos los medios de transportes ecológicos.

semana europea de la movilidad

Imagen vía Pixabay

 

Para ello se tiene que facilitar su uso, sus interconexiones y su seguridad, como dotar a las estaciones de tren y metro de aparcabicis, o crear bonos de transporte combinado.

 

Consejo 4 – Apoya el trabajo local

El principal amigo de la movilidad sostenible es la cercanía. Sin embargo, el actual modelo de desarrollo urbano nos lleva a vivir cada vez más lejos de nuestros lugares de trabajo y ocio, y a hacernos más dependientes del coche.

Por ello no es fácil, pero debemos intentar trabajar lo más cerca posible de casa – el teletrabajo puede ayudarnos – y apoyar los comercios y ofertas de servicios de nuestro entorno para evitar los desplazamientos en automóvil.

movilidad sostenible

Imagen vía Pixabay

 

Consejo 5 – Comparte el coche (eléctrico)

Si no queda más remedio que utilizar el coche privado, al menos que sea de la forma más eficiente posible. Se estima que la ocupación media de un automóvil es de 1,3 personas por vehículo; es decir, desaprovechamos gran parte de su espacio.

Diversos sistemas y aplicaciones facilitan cada vez más que podamos compartir y alquilar vehículos de forma muy sencilla y rápida. Y ya puestos a usar uno, que sea eléctrico, reduciendo así el efecto de sus emisiones contaminantes.

 

¿Te animas a seguir estos consejos y moverte de forma sostenible?



Ver fuente